Manga abullonada con volante paso a paso + Inspiración

Hola a todas. En el post de hoy, os voy a enseñar cómo hacer mangas abullonadas con volante y es que, hace ya unas semanas, os enseñaba en Instagram este vestido (tengo pendiente subir la reseña, es el Charlotte dress de Fibre Mood) y os preguntaba si os gustaría  aprender a hacer este tipo de manga, adaptándola a la prenda que queráis. Os podéis imaginar cuál fue la respuesta así que, ¡empezamos!



Patrón
Lo primero es crear el patrón y, para ello, vamos a utilizar un patrón de manga abullonada que ya tengáis (de esa forma no partiréis de cero). Yo utilicé la opción que sacó True Bias para el Shelby dress ya que este vestido tiene unas mangas más simples en el patrón original. Para obtener este patrón, sólo tenéis que suscribiros a su Newsletter y, automáticamente, os llegará de forma completamente gratuita a vuestros buzones. Así que, si no tenéis ningún patrón de este tipo del que partir, esta es una muy buena opción, además de que incluye varias tallas. 

Lo primero que vamos a hacer es, teniendo ya cosida la parte delantera del cuerpo o vestido a la trasera por los laterales y hombros, mediremos el contorno de sisa. Si lo preferís, podéis medirlo directamente en el patrón (parte roja) delantero y en el trasero de vuestra prenda, sumaremos estas dos medidas, sin tener en cuenta los márgenes de costura. En mi opinión, la opción más sencilla es, teniendo ya el cuerpo cosido medir entonces el contorno de sisa, esto es, la primera opción. Es más exacta ya que puede que al coser el cuerpo no empleéis el margen de costura exacto o que el corte de las piezas no sea muy preciso. De esta forma, midiendo después de coser, tenéis en cuenta todos los contratiempos que os puedan ir surgiendo. Una vez la tengáis, apuntadla pues vamos a hacer más cálculos y puede que se os olvide. 
Lo siguiente que haremos será medir el contorno de sisa (la parte curva) del patrón del que vamos a partir para asegurarnos de que dicha medida sea mayor a la que tomamos al principio, es decir, al contorno de sisa de nuestra prenda. De esta forma, nos aseguramos de que es abullonada y que, por tanto, nos vale. En caso contrario, es decir, que sea menor (algo raro partiendo de una manga abullonada aunque puede darse si vuestra prenda tiene unas mangas vaporosas originalmente, por ejemplo) aumentad de talla dicho patrón pues el contorno de la sisa será mayor. 

Una vez hemos hecho dicha comprobación, debemos pensar cuánto frunce queremos que tenga nuestra manga o, dicho de otro modo, cómo de abullonada queremos que sea. Por ejemplo, si mi contorno de sisa es de 40 cm (por decir un número, no os asustéis si la vuestra es menor o mayor), el contorno en la manga que estoy empleando tiene que ser más grande, yo diría que mínimo, para que quede bien el frunce, unos 5 cm (es decir, de 45 cm) en adelante, a partir de ahí ya decidís vosotras cuanto más, en función de si queréis mucho volumen o no. Tened en cuenta que los frunces estarán únicamente en la parte superior de la copa de la manga (esto quiere decir que no los repartiremos por toda la parte curva sino que únicamente por la parte central de esta). Una vez habéis decidido cómo de abullonada queréis que sea vuestra manga y cuánto frunce queréis que tenga (8 cm, 10...) sumaremos esta cantidad al contorno de sisa de nuestra prenda y también la dejaremos apuntada en algún sitio. Esta será la medida de contorno de sisa definitiva de nuestra manga abullonada. 

Ahora, debemos decidir cómo de larga queremos que sea nuestra manga (incluyendo el volante). En este paso, hay que tener en cuenta que, al ser abullonada, algunos centímetros del largo se perderán pues la manga no cae recta si no que es voluminosa. Por eso, al largo que queráis que tenga vuestra manga le añadiremos unos 3 o 4 cm, dependiendo del volumen que queráis. Tendremos además que añadir también a dicho largo la medida del volante otra vez (de esta forma, evitaremos hacer dobladillo) + Ancho de la goma elástica (lo ideal es que sea entre 0,5 y 1 cm) + 0,5 cm (para que la goma pase por el túnel que haremos sin problemas) + Margen de costura (0,5 cm o 1 cm, lo que prefiráis). 
Por tanto, el largo de vuestra manga deberá incluir lo siguiente: Largo de manga final (contando el volante) + 3 o 4 cm + Ancho del volante de nuevo  + Ancho de la goma elástica + 0,5 cm + Margen de costura. Una vez hayáis hecho los cálculos, apuntaremos también esta medida.

A continuación, mediremos nuestro contorno de brazo, sumaremos a esto dos veces el margen de costura y multiplicaremos esto por 1,5 o por 2, en función del volumen que queráis y de la cantidad de frunce que queráis que tenga vuestro volante. Por si os sirve de referencia, yo multipliqué por 2. 

Una vez realizada esta operación, ya tendremos todas las medidas necesarias para trazar nuestro patrón definitivo de manga abullonada. Empezaremos marcando el centro de la parte curva del patrón (equivale al contorno de sisa) y trazaremos desde ahí una línea recta que mida nuestro largo de manga.

Después, dibujaremos en el extremo de la recta que acabamos de trazar una perpendicular que mida nuestro contorno de brazo (no os olvidéis de multiplicar). 

A continuación, desde los dos extremos de la recta que acabamos de hacer, trazaremos perpendiculares hasta la misma altura que las líneas del patrón original. 

Por último, terminaremos nuestro patrón redibujando la parte curva, de forma que mida el nuevo contorno de sisa. A continuación, trazaremos una paralela a esta con una separación del margen de costura que estéis empleando. Por si os sirve de orientación a las que, como yo, habéis utilizado como referencia la manga del Shelby dress, yo no tuve que redibujar la curva, la medida que me daba era perfecta para el frunce que quería. Esto no significa que aquellas que utilicéis este patrón tampoco tengáis que hacerlo pues esto no sólo depende del patrón que utilicéis como origen si no que también depende de otros factores: nuestro contorno de sisa, vuestra talla, la prenda a la que queráis coserle las mangas, el volumen que queráis, cuánto frunce queráis... Yo lo digo por si os ayuda pero, repito, no significa que tengáis que seguir mis pasos. 
Por si tenéis curiosidad por cómo me quedó a mí el patrón definitivo de manga abullonada, cuando lo tenga conmigo (en unas dos semanas) os lo enseñaré por Stories de Instagram y así veréis los detalles. Así que si aún no me sigues en Instagram, ¿a qué esperas? En mi perfil, encontrarás detalles, el proceso y curiosidades de todas las prendas que coso así como vídeos que te ayudarán a mejorar y a aprender. 

El dibujo es orientativo, dependiendo de vuestro contorno de sisa, de la prenda a la que vayáis a coserle las mangas y de la cantidad de frunce que queráis, la curva os quedará diferente y no exacta a la de la imagen. Para que os quede más simétrica, podéis doblar el patrón por la mitad, dibujar la curva que equivalga a la mitad de vuestro contorno y calcarla en el otro lado. Así, os quedará perfecta e idéntica a ambos lados. 

Y ahora ya, hemos acabado nuestro nuevo patrón de manga abullonada. No ha sido difícil, ¿verdad? 

Confección
Y, una vez tenemos listo el patrón, toca ponerse manos a la obra y empezar a coser. 

Algo que debéis de tener en cuenta a la hora de cortar el patrón es que al ser una manga abullonada, necesitaréis algo más de tela, por lo que si vuestra prenda cuenta originalmente con una manga simple, necesitaréis más tejido del que os indiquen. 

Aclarado esto, es hora de ponerse manos a la aguja. Comenzaremos planchando hacia el revés de la tela el margen de costura que dejamos cuando calculamos el largo de manga. 

Después, volveremos a planchar pero esta vez la doblez será del ancho de nuestro volante + ancho de la goma elástica + 0,5 cm que dejamos para que la goma pase sin problemas por el túnel que haremos. Ya os daréis cuenta más adelante de que planchar ahora nos simplificará mucho el trabajo.

Una vez hemos marcado estas dos dobleces con la plancha, podéis asegurarlas con alfileres o, incluso, con un hilván. Esto es opcional pues con un buen planchado ya vale. Ahora, doblaremos por la mitad las mangas y, en la parte más curva (en rojo) cortaremos en las dos partes (al estar las mangas dobladas) un piquete en el medio (puede que el patrón que utilicéis como referencia ya los tengan). 

Estos piquetes nos servirán de guía para saber dónde empezar y terminar la puntada floja (largo de puntada al máximo y tensión al mínimo) que vamos a coser a continuación para, más adelante, crear con ella los frunces en la copa de la manga. No os olvidéis de dejar bastante hilo (unos 10 cm) al acabar la puntada para que así luego fruncir sea más fácil. Además, aseguraros de que este sea resistente pues, de lo contrario, al tirar para ir frunciendo, se os puede romper y os recomiendo que sea en contraste con la tela para que así, en el futuro, os sea mucho más sencillo retirarlo. Recordad también hacer la puntada a una distancia menor que el margen de costura que empleéis (yo suelo utilizar como referencia el prensatelas). 

Ahora, volviendo a poner la máquina con las configuraciones habituales para coser en recto, con el derecho de la tela hacia dentro, doblaremos la manga a la mitad y coseremos con puntada recta en el borde de extremo a extremo, sin respetar las dobleces que hicimos con la plancha. Después, recorta el margen de costura si has dejado mucho (para que quede entre 0,5 y 1 cm) y sobrehíla los bordes con una puntada en zigzag o con la remalladora. Plancha a continuación la costura que acabamos de hacer  hacia un lado para que quede bien asentada (sobretodo si estás utilizando un tejido fino como crepe o viscosa)

Pon del derecho las mangas y pasa la plancha por la costura que acabamos de hacer para que quede perfecta. Plancha también las dobleces que hicimos al principio de la confección para que permanezcan bien asentadas ya que, al haber cosido la manga y formar ahora un tubo, puede que los extremos no coincidan o necesiten de un planchado extra. Cuando acabes, haremos el dobladillo de las mangas. Para ello, coloca las mangas del revés, dobla hacia dentro el margen de costura, de forma que el borde quede pulido, y pasa un pespunte lo más cerca de este (te resultará más fácil si te ayudas con el brazo de la máquina de coser). 

Ahora, vamos a hacer otro pespunte para crear el túnel de la goma elástica. Para saber a qué distancia tenemos que hacerlo con respecto al anterior, coloca la goma justo debajo de este y al ancho de la goma súmale 3 mm, a esta distancia estará nuestro segundo pespunte. Es muy importante que este nos quede recto y no a una distancia menor, de lo contrario, la goma no podrá pasar y tendremos que descoser. Para que esto no pase, os recomiendo que marquéis (por el revés) con tiza (con el vapor de la plancha se va) o con un bolígrafo termosensible (la tinta se borra con calor) el recorrido a la distancia que os corresponda. Después, hacer dicho pespunte (no os olvidéis de dejar un espacio en un sitio poco visible de unos 3 cm por el que pasar después la goma), pivotando al principio y al final y, al acabar, pasad la plancha para borrar la línea. De esta manera, marcando dónde debe de ir el pespunte, nos aseguramos de que queda justo dónde queremos y perfectamente recto. 

A continuación, cortaremos la goma elástica a la medida de nuestro contorno de brazo + 1 cm. Con la ayuda de un imperdible, un pasacintas o lo que soláis emplear, pasaremos nuestra goma por el túnel que creamos previamente, sobrepondremos 0,5 de un extremo sobre el otro y coseremos (a mano o máquina), asegurando muy bien la puntada para que no se descosa. Ya habréis creado vuestro volante en la manga (rápido y fácil, ¿verdad?) y sólo quedará cerrar el espacio que dejamos. 

Cuando hayáis acabado esto, nuestra manga estará lista para ser cosida a la prenda. Con el revés de la prenda hacia fuera y el de la manga hacia dentro, metemos esta dentro de la prenda. Hacemos coincidir las costuras, sujetamos con alfileres las zonas de la manga que no vamos a fruncir a nuestra prenda y, una vez llegamos a la zona de la manga que sí queremos fruncir, vamos repartiendo los pliegues uniformemente por todo el recorrido (si lo preferís, podéis añadir más frunce en la parte más alta de la copa e ir disminuyendo conforme descendéis) y sujetando con alfileres, cuantos más empleéis menos se os descolocarán los frunces en la máquina. También podéis emplear para este paso las pinzas que se usan en patchwork. Cuando lo tengáis todo bien sujeto, pasad un pespunte recto a la distancia que dejasteis de margen. Después, tirar de los hilos del pespunte de fruncido para quitarlos y sobrehilar los bordes. 

¡Y listo! Ya tendréis vuestras mangas abullonadas con volante cosidas a vuestra prenda, ¿verdad que le da un toque muy especial? 


Inspiración
¿Te gusta este tipo de manga pero no se te ocurre a qué añadírselas? No te preocupes, he preparado una selección de prendas (vía ASOS y Pinterest) que las incluyen para que te inspires. Seguro que, después de verla, se te ocurre. Además, te recuerdo, por si te ha gustado y quieres añadírselas a él tu también, que el vestido que te enseño en las fotos es el Charlotte dress de Fibre Mood, del cuál tengo pendiente subir la reseña próximamente, así que si no quieres perdértela, suscríbete a la Newsletter. Te prometo que no soy pesada, sólo te escribiré cuando sea necesario y, además, al suscribirte recibes de forma instantánea un organizador de costura anual. Y que mejor momento que ahora, que en nada empieza una nueva estación y, con ella, un cambio de armario, para organizar las prendas handmade de nuestro armario 2020/21. ¿Qué tienes que hacer? Dirígete a la página principal, el boletín aparecerá solo, así de simple. Si quieres saber más del organizador, te recomiendo que visites este post pues ahí te hablo de todas las fichas que incluye y cómo está pensado para que le saques el máximo partido. 

















Como vas a ver en las siguientes prendas, el volante lo puedes crear no sólo añadiendo goma elástica, también con la máquina de coser e hilo elástico en la canilla (técnica conocida como "shirring" en inglés).












Si quieres cambiar o simplemente el volante no te convence, otra opción que me parece también muy bonita es añadir la goma elástica pero, en este caso, en el bajo de la manga. 










Y eso es todo por hoy, ¿qué os parecen este tipo de manga?¿Sabéis ya a qué próxima prenda se las vais a añadir? Si es así, ¡contadme! Y, cuando las acabéis, me haría mucha ilusión verlas. Lo difícil es saber por cuál empezar porque quedan ideales en cualquier patrón. 

Por último, me gustaría saber qué os ha parecido que los pasos sean dibujos técnicos y no fotos. Esto se debe a que cuando hice las  mangas que veis en las imágenes, se me olvidó ir haciéndolas. Aunque creo que los dibujos se entienden bastante bien, ¿no? O al menos esa ha sido mi intención. En cualquier paso, planeo volver a hacerlas en un próximo proyecto y poder hacer entonces las fotos de cada paso (si no se me olvida de nuevo). Para no repetirme por aquí, las subiré por Stories de Instagram, a modo de minitutorial, y lo dejaré en destacados para que podáis acceder a él siempre que queráis, aunque los pasos no podrán ser tan detallados como aquí. 

Nos leemos muy pronto por aquí, no os olvidéis de enseñarme vuestras prendas con manga abullonada, me hará mucha ilusión y espero que os animéis a empezar otoño con un poco más de orden en lo referente a la costura con mi organizador. Nos vemos muy pronto por aquí y, mientras tanto, ya sabéis, ¡a seguir cosiendo!

Gema❤️

                     

Comentarios

  1. Hola Gema, muy bien explicado, con fotos se vería mejor el proceso pero con los dibujos se entiende perfectamente, y muy bonitas las fotos de inspiracion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Durante todo el tiempo que le he dedicado, mi objetivo principal ha sido que se entiendan bien todos los pasos y me alegro de que me comentes que es así. Como digo en el post, espero poder hacer pronto un minitutorial con fotos, por si lo prefieres.
      Gracias por comentar,
      Gema❤

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares